lunes, 28 de febrero de 2011

Los pinchazos.

Los pinchazos.

En un torneo donde quedaban 42 puntos, el Madrid veía los 5 puntos como totalmente remontable, cosa muy normal, tomando en cuenta que en el fútbol cualquiera puede caer en 14 encuentros, sin embargo, y como siempre, la confianza y un poco la prepotencia blanca les ha hecho entrar en razón, tras un partido que desde Madrid dicen que fue ‘mala suerte’ como siempre, menospreciando cualquier intento del rival (cosa que también llega a suceder, aunque con menos frecuencia, en Barcelona) el Madrid se dejaría dos puntos en un campo muy complicado, el Riazor.

Por su parte el Barça en una visita no menos difícil e incluso quizá más complicada, se llevaría tres puntos del Ono Stadi, donde después de más de media hora de intensa presión y un gran partido de los baleares, Messi abriría la lata con un golazo de cabeza, la gran diferencia fue la paciencia y traslación que le dio el Barça a su juego, sin llegar a la ansiedad ni desesperación, el Mallorca no soportaría tal desgaste físico y menos aún viendo que su esfuerzo se caía al recibir aquel gol que los mataría anímicamente.

La cosa en la Liga NO está definida, el Madrid ganará al Málaga (haciendo de pitonisa) y el Barça sufrirá y mucho en su visita a Valencia (en cuestión de mis gustos, prefiero no arriesgar un pronóstico), donde puede salir tanto con una victoria, como un empate o una derrota, con lo que el Madrid está ante una gran oportunidad de recuperar la carrera, pero a los dos equipos le restan visitas muy difíciles, y curiosamente las mismas, como comenté anteriormente.

Sin embargo, si por nivel de juego se refiere, la diferencia no es grande, y aunque suene a ‘disco rayado’ es abismal, e incluso la diferencia entre Messi y Cristiano (a quien la ‘caverna’ insiste en seguirle regalando un gol en contra de las normas de FIFA), es ya en este momento demasiado grande, en los últimos 7 juegos de la Liga, el argentino y culé ha anotado 8 dianas, mientras el portugués cuenta con la paupérrima cifra de 2, lo que ha permitido las aguas volver a su nivel y Messi ponerse dos goles por encima del merengue, en una competencia que es más cerrada de lo que debería ser.

Mientras tanto, desde Madrid se siguen viendo inferiores e impotentes, y es el mismísimo Mou, quien tratando de ayudarse, incluso genera confianza en los rivales, quienes ya empiezan a tomar sus palabras para burlarse de tanta tontería y demagogia que el portugués suelta, ahora resulta que los que hacen el calendario, se ríen de el, yo creo que quienes ríen de él, son los aficionados y conocedores del fútbol, ya no sabe que inventar, y mientras en Madrid, afición y prensa (que no conocedores) le sigan aplaudiendo sus mentiras, berrinches y patadas de ahogado, sin reprochar el hecho de ver a un Madrid que se atasca con más facilidad que un ‘Atos’ de la Hyundai en el fango, el equipo seguirá con aquellas muestras de impotencia y ansiedad por no alcanzar a su máxima obsesión, el Fútbol Club Barcelona.

Por su parte, los catalanes, deberán entender que, aunque deba ser su objetivo, ganar los treinta y nueve puntos restantes, es una tarea que se antoja casi imposible, y que es factible y normal que se dejen algunos puntos en el camino, pero lo importante será que sepan levantarse anímicamente, para seguir manteniendo esa paciencia de esperar el momento justo en el cual ‘desatascar’ su juego.

Mucha polémica habrá de aquí al fin de temporada, madridistas y culés seguirán buscando cualquier pretexto para continuar con la rivalidad y las burlas hacia su más eterno y odiado competidor, lo que sabemos es como afortunadamente en el fútbol no se es campeón por ser el que mejor juego despliega sino el que más puntos consigue, el Barça aún no es campeón y tendrá que esperar a que el Madrid pinche más o conseguir 33 puntos que lo convertirían automáticamente en campeón mientras que el Madrid buscará que el Barça pierda 4 o 5, intentar ganar el clásico y por supuesto, no dejarse un solo punto en todo lo que resta de la Liga, para aspirar a la ‘remontada’ de los 5 lobitos, perdón…. 7.

PD: Mou se queja del calendario, pero no debe olvidar, que el Barça sigue sin jugar el clásico definitivo (es decir la segunda vuelta) en casa desde hace más de 4 temporadas, curioso ¿no?, sabiendo que el clásico casi siempre es una final, que siempre se juegue en la recta final en el Bernabéu, si en Can Barça fueran igual de paranoias…

Mail: un_cule_perdido@yahoo.com

Twitter: @UnCulePerdido

jueves, 24 de febrero de 2011

Ahora sí hay liga.


Ahora sí hay liga.

Cada año, sin importar quien vaya de líder, comienza siempre la discusión en la cual se trata de definir si hay o no hay liga, debido a la diferencia de puntos, el calendario, la diferencia de rendimiento, en cuantas competiciones quedan vivos los punteros, etc. Sin embargo, hoy podemos más que nunca decir que sí hay liga, no por la diferencia de puntos ni nada, simplemente, quedan 14 jornadas, lo cual nos da 42 puntos restantes, de los cuales el Barça necesita 38 para asegurar salir campeón si el Madrid suma todo y el Madrid necesita ganar todos y cada uno de sus encuentros. Pero, cabe recordar que en Champions, ambos tendrán un desgaste enorme, el Madrid recibirá al Lyon, quien no es presa fácil, en el Bernabéu, los Blancos buscarán pasar de octavos por primera vez desde hace 6 ediciones, para lo cual deberá pasar por encima de un equipo al cual nunca ha ganado en la historia de esta competición. Aunque la tarea de los capitalinos no es más complicada que la de los culés, para nada, los de Barcelona deberán recibir a uno de los equipos, sumado al Barça, que mejor juega en el mundo, y no solo eso, los recibe con una desventaja de un gol en el marcador.

El desgaste de ambos equipos en Champions y Liga será estratosférico, y por supuesto, habrá que esperar a la final de Copa, donde también se enfrentarán.

Sí, quizá el fútbol de la Liga Española y sus afiliados, se ha convertido en un duopolio. Quizá parezca hasta aburrido para muchos aficionados incluso a estos dos clubes, pero lo que no se puede negar es que el nivel que ambos equipos están demostrando, en los últimos 18 meses es impresionante, después de la liga de los 195 puntos, este año, en Champions ambos tienen posibilidades, la Copa es entre estos dos y por supuesto, la Supercopa también se definirá con un clásico.

Es importante analizar los calendarios y las plantillas de ambos equipos, en cuestión de amplitud de plantilla, los blancos parecen tener mayor ventaja, pareciera que sería más fácil hacer rotaciones, sin embargo, curiosamente cuando el Madrid rota es cuando más sufre, y en cuanto Mou decide entrada a los titulares, el equipo se compone como por arte de magia, la famosa Cristianodependencia es simplemente una mentira, ya que el portugués juega para sí mismo y la mayoría de sus jugadas son intrascendentes para el juego de equipo, que parecen estar cargando Özil y Di María, muchos quizá no estarán de acuerdo con esto, pero vale mucho ver a Cristiano y su efectividad de cara al marco y por supuesto analizar un encuentro donde dispara más de 10 veces y no encuentra el gol, claro, tirando desde la ‘Patagonia’, ni el mismo Messi o CR pueden.

Por su parte el Barça en nombres sufre más para la rotación, sobre todo en la parte ofensiva, donde pareciera que una lesión (tocamos madera los culés) de Villa, Pedro o Messi, pondrían al equipo pendiendo de un hilo, ya que no hay quien los sustituya con garantías, Bojan y Afellay aún no se consolidan, a pesar de que el segundo parece revolucionar partidos cuando entra de cambio, sin embargo, el Barça parece jugar igual, sin importar quién esté sobre el césped.

En cuestión del calendario, también se está muy parejos, los dos visitarán Mestalla, el Sánchez Pizjuan y el Madrigal, en sus salidas más difíciles, ambos enfrentarán un clásico complicadísimo en el Bernabéu y más aún porque unos días después volverán a jugar y ambos equipos deberán enfrentar su derbi, sin embargo, el Madrid saca ventaja en el derbi, puesto que el Atlético es un mero trámite para los blancos, incluso en el Calderón, mientras que el Espanyol se vuelve en una verdadera fiera cuando visita el Camp Nou.

Como conclusión, claro que hay liga y nos esperan 14 jornadas intensas y emocionantes, en las cuales se irá definiendo por cada punto que alguno de los dos equipos deje atrás, quien menos errores cometa será el campeón, esto a pesar, de que en funcionamiento siga habiendo una diferencia grande, pero al final, el Clásico será determinante.

Mail: un_cule_perdido@yahoo.com

Twitter: @UnCulePerdido

viernes, 18 de febrero de 2011

Hoy sí hay que ponerse la 'blaugrana'

Hoy hay que ponerse la blaugrana.

Una semana muy complicada ha habido en el seno del Fútbol Club Barcelona, un empate casi inmerecido en el Molinón, gracias a una magistral definición de Villa sumada a la mala salida del guardameta, daban un punto que un graso error de Piqué le estaba robando al líder. Guardiola buscaría respuesta, pero al voltear al banquillo, poco podía encontrar.

Después, el miércoles, el Barça tenía una complicadísima visita al Fly Emirates, donde enfrentaría la ida de los octavos de Champions. Guardiola sacaba a su mejor once (sin contar con Puyol) y el equipo empezaría jugando bien, sin embargo, a la defensiva, de nueva cuenta, Piqué no estaría atinado y era Abidal el crack de la defensa, mientras que arriba Messi no estaba fino y dejaba escapar oportunidades claras de gol, sin embargo, sería el mismo argentino quien pondría un pase, cual si se llamara Xavi, a David Villa, quien por debajo del arquero, firmaba el 0-1 a favor de los catalanes, pero la crisis vendría después, el Arsenal fue mejor cada vez y el Barça por su parte, acusaba cansancio, y es aquí el punto clave. Todo equipo tiene un valle en su condición física, esto es muy bien planeado y por supuesto el del Barça es planeado para febrero, donde según muchos tenemos entendidos, se trabaja lo físico para poder llegar a tope al final de temporada.

Es por esta razón que el cambio de Pep, dando juego a Keita y descansando a Villa es un poco entendible, el equipo estaba fundido y necesitaba un balance en el medio campo que pudiera descansarlo y poner un alto a un Arsenal que también cansa al rival, sin embargo, por la misma razón, Messi, quien se dividía la presión de la defensa gunner con Villa (ya que quizá no fue el mejor juego de Pedrito, quien se veía algo impreciso y por momentos aislado), ante la salida del asturiano, empezó a sentir toda la presión defensiva encima y por supuesto, no pudo ser determinante, después aunado a la lentitud e imprecisión de Piqué, quien demuestra no ser el mismo cuando no está Puyol y le presionan en alguna jugada, con un error de ubicación de Valdés, quien cabe decir, que había estado bien durante el partido, el Arsenal encontraría un gol algo fortuito en los pies de Van Persie e inmediatamente después se vería un buen gol de Arshavin, quién hay que decirlo, sustituyó a Song, quien debió ser expulsado en los primeros treinta minutos, aunque no es pretexto.

Guardiola, volteó a su banquillo, buscando quien liberará de presión a Leo y de este modo buscar una reacción que se antojaba imposible, sin embargo, quizá un poco por su necedad, hay que decirlo, de considerar que tenía plantel basto, se percató que sus únicos jugadores que podían revolucionar eran Afellay, quien ha dado buenas sensaciones entrando de alternativa táctica, pero a quien Guardiola no le tiene la más mínima confianza y Bojan, quien se ha empeñado en demostrar, que no está para momentos de alta presión y exigencia.

Guardiola optó por darle entrada a Adriano demostrando, que sus más grandes críticos han tenido razón, a este Barça le falta un revulsivo en la banca, que pueda sustituir a alguien de arriba y poder funcionar igual o incluso físicamente mejor. No, no son dos o tres personas quienes opinan esto, son miles de personas y cientos de expertos, incluso para este juego, quizá pudo haber valido hasta Nolito, quizá con sus revoluciones hubiera preocupado un poco más a la zaga londinense.

Este Barça está dejando su mes fatal, sin embargo, lo deja con una desventaja en Champions y dejándose dos puntos en la Liga y a falta de un partido complicadísimo, Athletci de Bilbao.

Este Barça tienes que olvidarse por tres semanas de la Champions y preocuparse por los tres complicadísimos partidos de Liga que se avecinan, que sin duda serán determinantes en lo que el Barcelona pueda seguir teniendo de renta en Liga. Ya después tendrán que pensar en Cesc y el Arsenal, teniendo en cuenta que la paciencia y la serenidad serán claves en un partido, donde solo se necesita un gol.

A nosotros, nos toca con mucho más orgullo, ponernos la samarreta blaugrana en estos momentos tan complicados del equipo, el aficionado al Barça debe sentirse más orgulloso de ser culé en las derrotas, que es cuando muchos se esconden.

Este Barça sigue siendo el mejor del mundo, está en un valle, físico al parecer, del cual pronto se saldrá. Este Barcelona también puede ganar todo, solo necesita acordarse de cómo jugar y a pesar de todo, nunca salirse de su esquema, como en los minutos fatídicos en el Fly Emirates.

De nuevo toca remuntada, veremos, si esta vez no es ficticia.

PD: hubo tres errores graves arbitrales, el gol legal de Messi, la expulsión a Song y un penal a Pedrito, pero esto NO PUEDE SER PRETEXTO Y MUCHO MENOS DE GUARDIOLA, este Barça es mucho más grande que todos, dejen estos pretextos para un 5 estrellas que yo conozco.

Mail: un_cule_perdido@yahoo.com

Twitter: @UnCulePerdido

miércoles, 9 de febrero de 2011

Pasión

Pasión.

Desde pequeños, cada quien va rondando y encontrando cosas que lo hacen sentir y conocer emociones distintas y extremas, uno empieza a vivir y conocer las cosas que le gustan, se empieza a empapar de ellas, y cuando mira por encima del hombro, ve que el camino de regreso ya es demasiado largo para intentar regresar.

Claro, un análisis, siempre debe hacerse con cabeza fría y tratando de ser lo más objetivo posible, incluso, el aficionado más pasional, al enfriar su momento, criticará antes a su propio equipo, en busca de que este mejore cada instante más, antes que buscar cualquier escusa fuera de contexto, sí, es muy importante tener la cabeza fría al efectuar una crítica o un análisis que pretende ser verídico.

Muchas críticas han recibido los aficionados al fútbol (o a cualquier deporte, en especial, profesional y de conjunto), que no vivan así el ‘partido’, que les va a dar un infarto, que no pueden estar así por la vida, que no todo en la vida es ‘fútbol’, que el mundo no está contra tu equipo, que al final es solo un juego, que el siguiente lo ganan, que ya habrá más temporadas, que ya habrá más clásicos.

Habrá siempre aficionados a mil cosas y quien no comparta tu pasión no lo entenderá, así como será difícil entender la pasión distinta del que está sentado a tu lado, pero es que así se vive esto, el pasional del fútbol, así será siempre, se sentará frente al televisor o en la butaca del estadio, vivirá cada segundo y peleará cada centímetro del campo, celebrará los goles y sufrirá cada caída de su marco, no, no es malo, así también se disfruta, todos son directores técnicos, todos sabrán siempre cual era el cambio más indicado, e incluso, todos sabrán cómo se tenía que ‘atacar’ esa pelota botando en el área chica.

La razón la tendremos siempre todos, si cada cabeza es un mundo, imagínense cuantos mundos hay en el fútbol, cada una con una concepción distinta, ninguna equivocada, simplemente alguna se aplicará mejor en cierto contexto.

Los colores de uno u otro equipo significan mucho para cada quien, e incluso se genera una antipatía, en algunos casos llegando a un odio exagerado por algún rival, que nos hace tener fricciones incluso con gente que estimamos, pero esto queda ahí (exceptuando los casos de violencia, de los que nadie es partidario ni defensor) en el juego, en el partido, en la cancha.

No se trata de dejar la pasión de lado, siempre existirán muchos tipos de aficionados y tanto el ‘pasivo’ como el ‘activo’ van formando la imagen de la afición de un club.

Al final de cuentas, todos somos aficionados de una cosa, del fútbol, del gol, todos nos desvivimos y desbordamos de felicidad cuando nuestro equipo anota un gol, cuando nuestro equipo anota el gol al minuto 88, nos genera una cantidad inimaginable de sentimientos, que quizá, a quien no le guste el fútbol, nunca la podrá entender (lo cual no quiere decir que no la pueda sentir en algún momento con otras pasiones).

Seamos los mejores aficionados a nuestro equipo y a nuestra manera de ver durante los juegos, sintamos la pasión y aunque suene irónico, disfrutemos del sufrimiento que esos 11 jugadores y una pelota (en sentido bruto) nos regalan durante todo el año, disfrutemos de su entrega cada partido, pero seamos críticos y objetivos a la hora de dar un análisis, podemos demostrar colores objetivamente, no hablemos por hablar ni descalifiquemos por descalificar, al final, esto es fútbol, un hermoso deporte.

Esto va, también, para toda la prensa en general, hablando de selecciones y de clubes, no siempre se podrá ser el mejor, no siempre se podrá ganar todo y quien sube, algún día tiene que bajar, pero lo importante es el camino de regreso a lo máximo.

“El fútbol no es cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso”.

Bill Shankly.

Mail: un_cule_perdido@yahoo.com

Twitter: @UnCulePerdido

viernes, 4 de febrero de 2011

Pep

Pep tiene sus razones.

La semana que está por terminar ha sido de júbilo y optimismo culé, siete puntos hay de diferencia entre el líder y el primero en la Liga, siete merecidos puntos de ventaja para un equipo que cuando juega mal, golea y cuando juega bien, también, sin embargo, quedan 16 partidos de Liga es decir ¡48 puntos en disputa! Desde el seno catalán, hacen bien en llamar a la cordura, no se puede celebrar una liga faltando tal cantidad de puntos por GANAR o PERDER.

Por otro lado en Copa, llegó la tan soñada final, el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid se enfrentarán en la que será la final de Copa más atractiva de los últimos años, es claro, que por funcionamiento, el Barça llega como favorito, pero es un título que se va a definir a un solo partido, y curiosamente días después de que los culés hayan visitado la Casa Blanca.

Muchos blaugranas, han mostrado sus ganas de jugar la final de la misma en el Santiago Bernabéu, quizá como una revancha en miniatura de hace un año, cuando Mou y un buen amigo suyo, privarán al Barça de un sueño que se veía más que posible, levantar la Champions en el Bernabéu. Y no, ni es la misma Copa, ni la misma situación, ni los mismos equipos, ya habrá oportunidad de levantar otra Champions, sin importar en que estadio, pero hoy por hoy, la sede de la final de Copa, debe ser en un lugar neutral, donde ni Madrid ni Barcelona tengan ventajas fuera de la cancha. No, ganar la Copa en el Bernabéu, no regresaría la ilusión perdida hace un año, esa ilusión se quedó en el Camp Nou y la remuntada.

Son aficionados, prensa y demás, seguro que al interior del vestidor blaugrana e incluso en las altas esferas, nadie está dando ni la Liga por ganada, ni quieren ir al Bernabéu, ¿Alguien de verdad cree que el Madrid se dejará exhibir por este equipo dos veces en la misma semana en su misma casa? De por si será difícil ganar a este equipo dos veces en la misma semana, muy difícil.

Basta de prepotencia en un club donde no debe haberla, el trabajo, los proyectos, la humildad (aunque sea acusada como falsa desde ciertos sectores), el respeto, la dignidad, el juego, la concentración, deben ser los ‘valores’ fundamentales con los cual este Barcelona busque seguir haciendo historia.

No se puede dar por ganada una Liga en la jornada 21, no se puede dar por ganada ninguna final, un mal día del tridente y un contragolpe letal, te quita la Copa, y el golpe anímico puede ser muy fuerte, ya llegará Abril y será un mes importantísimo, donde esperemos, pueda seguir nuestro equipo vivo en la Champions, no hay que descuidarla, y ojalá se pueda llegar con una ventaja de puntos importante para no sufrir de cansancio o lesiones de gravedad.

Ojo, que este Barça, claro que puede ganar todos y cada uno de los torneos en los que participará, en la Liga es líder indiscutible, en Copa ya está en la final y en Champions ya empezarán los ‘KO’, ojalá el ‘Pep Team’ siga haciendo historia.

Pero hoy, 4 de febrero de 2011, el Barça debe preocuparse por una cosa, el juego contra el Atlético de Madrid, hoy el Barça no debe pensar en el Madrid o en los cinco clásicos que restan este año (Segunda vuelta Liga 2010-11, final de Copa, Supercopa de España, ida de la Liga 2011-12) en el momento que el Barça se empiece a desconcentrar por esto, el Madrid puede sacar ventaja.

Prudencia, trabajo, humildad y respeto a cada uno de los rivales, para que este Barça siga haciendo historia.

Mail: un_cule_perdido@yahoo.com

Twitter: @UnCulePerdido